Supermamis

El primer domingo de mayo se celebra en casi todos los países del mundo el Día de la madre, desde mi corazón quiero felicitarnos a todas nosotras, supermadres, que somos sin duda las mayores heroínas de la historia.

Cada mañana al levantarnos nos ponemos la capa, tocamos la diana y empezamos a librar las batallas de todos los días, y habiendo dormido o no, gestionamos pipís, lavado de dientes, desayunos, vestuarios, rabietas, peinados, biberones, batas, baberos… y por fin salimos de casa “volando” y muy bien acompañadas.

super-mama

Dejamos nuestra compañía a buen recaudo y llegamos al trabajo habiendo consumido casi el 50% de las energías del día, tomamos un café y nos sobreponemos como podemos para afrontar nuestra jornada laboral.

Al terminar nuestro horario, volvemos a ponernos la capa y de nuevo vamos volando, ¿Cómo sino llegaríamos a tiempo con meriendas, balones, patines y bicicletas a la salida del cole? Pasamos la tarde en el parque para que nuestros hijos disfruten de unas horas jugando al aire libre. Y volvemos a casa a librar nuevas batallas: deberes, baños, cenas y lo más complicado: la hora de dormir.

supermama-01_webPor fin duermen, nos sentamos a descansar, cerramos los ojos y aún con todo, pensamos en ellos y en la suerte que tenemos por tenerlos, ellos son la razón para levantarnos cada mañana.

Mas o menos cansadas, las supermamis sabemos que la recompensa es maravillosa y vivimos en la contradicción infinita de lo que significa ser madre: felicidad, agotamiento, culpa, cansancio… Somos muy valientes.

Deseo que pasemos un precioso día este domingo y todos los días se reconozcan nuestras proezas.

¡Felicidades madres del mundo, heroínas infinitas!

Sonia

Deja un comentario